Bienvenidos

Meyer destacó, en todo caso, que este hombre biónico incorpora un “exoesqueleto robótico, que puede ser la silla de ruedas del futuro para que quien tenga las piernas paralizadas puedan recuperar la capacidad de andar”.

De momento, el hombre biónico no puede pensar y Meyer vaticinó que tardará en hacerlo: “no hay nada que se asemeje a un cerebro artificial y no lo habrá durante mucho tiempo”.

 

 http://www.noticias24.com